Además de ser especialistas en la impermeabilización de fachadas en Móstoles, tenemos una dilatada trayectoria como fabricantes de piscinas.

Nos gustaría aprovechar esta entrada del blog para hablarte sobre las piscinas gunitadas, quizás menos populares que las de obra y fibra de vidrio, pero con una gran cantidad de ventajas.

Las piscinas gunitadas se distinguien por la manera en la que son construidas. Aunque se utilizan componentes que coinciden con las de hormigón tradicional, la forma de colocación de este material -la gunita- es muy particular.

Como expertos en impermeabilización de fachadas en Móstoles y en construcción de piscinas, queremos que sepas que usamos un sistema con el que el hormigón fino es propulsado y colocado en las paredes y el suelo, de tal manera que queda pegado en las superficies por la fuerza del impacto. Así se logra que se compacte y no quede ninguna clase de poro ni bolsas de aire. Al utilizar el material de esta forma, se consigue un efecto impermeable.

En el gunitado, las paredes y el suelo se van construyendo a la vez, por lo que el fraguado del vaso se realiza de manera uniforme y no queda ningún empalme ni junta. En comparación con la piscina de hormigón, queremos decir que esta última se edifica partiendo de una losa de dicho material en el suelo. Cuando está fraguada, se construyen las paredes, por lo que se genera una junta perimetral en el fondo del depósito, en el espacio donde se unen el suelo y las paredes.

Ponte en contacto con Tejados Y Fachadas J.M Vicho para más información.