En nuestra empresa de impermeabilización de fachadas en Fuenlabrada somos buenos conocedores de los nefastos efectos que la humedad tiene para cualquier inmueble. Además de las que provienen de la propia fachada, existen otro de tipo de humedades que pueden afectar a tu vivienda o local. En este artículo haremos un repaso a los diferentes tipos de humedades.

La primera que destacaremos es la humedad por remonte capilar. Estas son las que aparecen en las zonas más bajas de los muros, que proceden de la absorción del agua del terreno a través de la cimentación. Las humedades de remonte capilar pueden ser permanentes cuando el nivel freático del terreno está muy elevado. Aunque también pueden ser estacionales, estando relacionado, entonces, con condicionamientos meteorológicos.

El segundo tipo es, quizá el que afecta más frecuentemente a quien recurre a una empresa de impermeabilización de fachadas en Fuenlabrada: la humedad meteórica. Se trata de un tipo de filtración producida por la lluvia. Penetra directamente por la fachada o el tejado y se debe a una incorrecta impermeabilización del edificio.

La humedad por condensación se produce cuando el vapor de agua de una estancia entra en contacto con superficies frías. Este contacto termina formando pequeñas gotas de agua. Es muy habitual que se produzca en invierno y favorece el surgimiento de microorganismos peligrosos para la salud, además de afear la estética del inmueble.

Por último, la humedad por filtración sería aquella causada por la penetración directa del agua en el interior de un edificio, a través de los muros. Se suele dar en sótanos por debajo del nivel freático.

Si sufres de humedad en tu inmueble, contacta Tejados Y Fachadas J.M Vicho. Contamos con los mejores profesionales y los mejores materiales.